Cuándo interesa un traspaso

Son muchos los motivos que pueden hacer que sea interesante adquirir un traspaso, del mismo modo que pueden ser muchas las causas que lleven al actual propietario a poner su negocio en venta. Sobra decir que un traspaso es comprar todo o parte de un negocio que ya está en marcha y no tanto un local o maquinaria de un negocio que está cerrado. 

El traspaso se basa en los activos, es decir, lo que le da el valor al negocio y que puede ir desde la ubicación y su fondo de comercio hasta ciertos derechos comerciales.

Para el comprador

Comprar un negocio o parte de sus activos en traspaso puede ser una forma muy interesante de emprender con un negocio que genere dinero desde el primer día. Hay que negocios que son rentables y son traspasados por diversos motivos, como por ejemplo la jubilación o una enfermedad prolongada o un accidente que impiden atenderlo adecuadamente. Otras veces simplemente el actual propietario se traslada de ciudad o 'está aburrido' de su negocio y quiere probar otros caminos. 

Es cierto que también hay traspasos que se deben a problemas financieros, pero en muchos casos la solución pasa por dar un 'aire nuevos y nuevas ideas' a un negocio existente que tiene un gran potencial, o simplemente, el actual propietario lo inició con un fondo financiero insuficiente (coloquialmente llamado un colchón) que se consumió en la primera fase y ahora se ve atascado. 

No son pocos los que comentan que si en lugar de partir de cero con su negocio lo hubiesen adquirido en el punto donde ahora lo traspasan, habrían crecido mucho más rápida y rentablemente.

Para el vendedor

Tener un negocio en activo y cerrarlo siempre resulta una pérdida de la totalidad, mientras que el traspaso del mismo puede suponer recuperar parte de la inversión realizada. Hay compradores que ya tienen o han tenido un negocio similar y lo que buscan es adquirir un traspaso para poder crecer.

Un negocio que está en marcha siempre tiene activos que pueden ser motivo de traspaso, por ejemplo, unos derechos adquiridos, estar en la ubicación idónea, maquinaria y mercadería, etc.

Por eso, tanto vender o comprar un negocio, como alquilar o traspasar una actividad, puede ser una solución y un beneficio para todas las partes. No dejes pasar tu oportunidad, contacta ya con tu broker personal de traspasos e infórmate.